BIOGRAFÍA

1946
En unión con José Pablo Moncayo, Luis Sandi, Blas Galindo, Rodolfo Halffter, Adolfo Salazar y Jesús Bal y Gay, funda Nuestra Música, sociedad cuyas finalidades fueron promover los conciertos de cámara, sobre todo de música mexicana, editar la música de los compositores mexicanos (de ahí surge Ediciones Mexicanas de Música A.C.) y la revista Nuestra Música cuya dirección asumirá Rodolfo Halffter.
Los compositores que editamos Nuestra Música-explicaban en el editorial al primer número de la revista-, nos hemos agrupado con el propósito de trabajar fraternalmente.
Como nuestros temperamentos creadores son distintos -lo cual consideramos un hecho afortunado-, no cabe la adopción de una postura estética general. Ni la institución de un credo obligatorio. No constituimos, pues, una escuela. Tampoco lo pretendemos.
... que Nuestra Música refleje la realidad musical mexicana, enfocada -claro está- desde nuestro particular punto de vista. Tenemos decidido empeño en divulgar la labor de todos aquellos maestros -vivos o muertos- cuyo significado, dentro de nuestra vida musical, represente una aportación.


1947-1952
Después de formular y redactar el Proyecto de la Ley Orgánica del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, es nombrado Director General del Instituto. Con el mismo espíritu y ampliando las direcciones y objetivos que caracterizaron su labor con la OSM, realiza una tarea significativa para la vida artística de México que se inicia, en el aspecto musical, con la creación por Decreto de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio, llamada poco después Orquesta Sinfónica Nacional, puesta en manos de José Pablo Moncayo. A ella le sigue la creación de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, el Quinteto de Alientos y el Cuarteto de Arte. Impulsa los grupos de cámara y corales ya existentes, patrocina a los concertistas independientes, abre fuentes de trabajo a los compositores nacionales y apoya la educación musical en planteles, escuelas y talleres de iniciación y estudios superiores.
En el terreno de la investigación, crea la Sección de Investigaciones Musicales, y en el área de difusión propicia la continuidad y permanencia mediante los Conciertos de Bellas Artes, los conciertos en provincia y los conciertos escolares, programados a través de sus respectivas secciones.
Los gobiernos de Bélgica, Suecia, Francia e Italia, le otorgan respectivamente las distinciones de Comendador de la Orden de la Estrella Polar, Oficial de la Legión de Honor y la Estrella de la Solidaridad Italiana.
Composición de la Sinfonía no.3